Científicos chilenos logran importante avance para entender comportamiento de bacteria

Un grupo de investigadores chilenos de la Universidad de Chile realizaron un relevante estudio sobre el comportamiento de una bacteria intestinal humana, resultados que permitirían importantes avances en la medicina.

La investigación, liderado por la doctora en microfluídica María Luisa Cordero, realizó una serie de análisis de la bacteria Escherichia, denominadas en este caso como la «bacteria surfeadora», y que está presente en el tracto intestinal de las personas.

En particular, se determinó que un cambio en la superficie y la curvatura de una pared puede influir en la acumulación y concentración de esta bacteria que, en algunos casos, podría provocar colitis, infecciones urinarias, enfermedades respiratorias e infecciones del torrente sanguíneo.

«Una curvatura pequeña puede reducir la cantidad de bacterias en contacto con la superficie«, indicó la científica María Luisa Cordero en un comunicado de la casa de estudios.

Asimismo, la investigadora del Núcleo Nuevo Milenio de Materia Activa contó que «logramos demostrar que se puede disminuir la cantidad de bacterias -en contacto con una pared- simplemente haciéndola más rugosa, siempre y cuando su curvatura sea más pequeña».

¿Para qué podría servir este avance científico?

De acuerdo a la académica, esto permitiría generar avances en la medicina como en los utensilios utilizados entre los profesionales de la salud.

«Esto es útil para fabricar insumos médicos e industriales resistentes a la formación de biopelículas, sin necesidad de tratamientos químicos, solo manejando la topología de la superficie«, recalcó Cordero.

Los resultados de esta investigación fueron divulgagos en el artículo de la reconocida revista científica Physical Review, pero los científicos nacionales quieren seguir indagando con otras bacterias más largas y cortas que la «bacteria surfeadora».